Kicillof propuso valuación fiscal urbana y rural

0
90

Axel Kicillof, el gobernador bonaerense, envió el martes un proyecto para debatir en el parlamento de la provincia de Buenos Aires de ley impositiva.

Contempla una adecuación de las valuaciones fiscales y una estructura de topes que, en algunos casos, redundará en subas de hasta el 75% tanto en en el Inmobiliario Urbano como en el Rural, tal como indicaron desde Ámbito.

En el caso de Ingresos Brutos y Sellos, se mantendrán las alícuotas vigentes, con excepción de algunas actividades cuya alícuota se establece dentro de los límites del Consenso Fiscal 2019.

En cuanto al impuesto a los Automotores, no habrá modificaciones dado que la valuación se actualiza en base a los valores de mercado.

Mientras que el denominado impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes (impuesto a la herencia) se actualizará en función de las modificaciones que se introduzcan en el resto de los tributos.

“Nuestros legisladores no tuvieron tiempo para leerla, la mandaron a horas del brindis de la Nochebuena”, dijeron desde Cambiemos, por lo que “se propondrá una serie de cambios”.

A través de su cuenta de Twitter, el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, aseguró que el proyecto de ley impositiva “busca sostener la recaudación tributaria para atender la emergencia que atraviesa la provincia” y “dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria”.

En esa línea, precisó que en lo que respecta al Impuesto Inmobiliario Urbano, “además de estar exentos aquellos que poseen una única vivienda pequeña, la gran mayoría de los contribuyentes -en particular, aquellos que poseen propiedades de menor valuación- afrontarán aumentos sensiblemente por debajo de la inflación”.

“Por ejemplo, para las propiedades de menor valor, la variación máxima es de 15%, y en el segmento que le sigue la variación no supera el 35%”, graficó.

Por eso remarcó que “los amplios sectores medios urbanos tendrán aumentos muy moderados”: el 86% de los contribuyentes -son 3,8 millones de los 4,5 millones totales que afrontan el impuesto, dijo- tendrán aumentos menores a $ 3500 para todo el año.

En sintonía, en el caso del Impuesto Inmobiliario Rural, “además de una serie de exenciones a propiedades pequeñas de producción agropecuaria, en especial la tambera”, establecieron un sistema de segmentación que -afirmó López- “beneficia a pequeños y medianos productores, partiendo de un 15% para las propiedades de menor valor”.

“En consecuencia, a más de la mitad de los propietarios rurales se les aplicará una actualización por debajo de la inflación, a lo que se suma el descuento del 20% por pago en una cuota”, resaltó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE