Ni pan ni fruta: la desesperante realidad de los comedores escolares

0
116

Desde los sindicatos bonaerenses advirtieron que como consecuencia de la devaluación que llevó el dólar a $62, muchos alumnos de las escuelas públicas dependerán de los comedores escolares para poder comer un plato de comida diaria. En este sentido, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, adelantó que le pedirán al gobierno “un plan de emergencia alimentaria a nivel nacional”. 

El servicio alimentario en las escuelas “es realmente un desastre”, denunció Baradel. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires se destinan $27 pesos por alumno.  

“Es una vergüenza lo que envía el Estado. Esos $27, además, han sido pulverizados por la nueva devaluación. Nosotros ya veníamos reclamando el aumento de ese monto y de los cupos escolares, pero después de la devaluación de esta semana vamos a tener que revisar los números. Pedíamos 500.000 cupos nuevos, pero creemos que esos cupos se van a tener que incrementar por el aumento de familias que cayeron por debajo de la línea de pobreza a partir de este lunes”, explicó Baradel a Página/12. 

“Esta semana hubo proveedores que les dijeron a los directores que con el monto actual no van a poder sostener el mismo tipo de viandas. Y eso que ya venían enviando menos comida y de menor calidad”, advirtió.  

En Capital Federal, producto de la devaluación, las viandas correrán la misma suerte. Eduardo López, secretario general de UTE, explicó que “últimamente, los chicos nos están preguntando cada vez más rápido cuándo sirven la comida. Con la panza vacía, no pueden estudiar”. 

El pan, recordó el gremialista, “fue retirado de las escuelas porteñas porque el gobierno dijo que engorda. Pero los chicos tienen hambre, necesitan el pan”. Los desayunos en las escuelas de la Ciudad consisten en un mate cocido con galletitas o con una barra de cereal. “Antes incluía, además, una manzana. Pero también la sacaron”, denunció López. Para el almuerzo “actualmente se está dando un guiso o una milanesa con tres gajos de naranja. Ni siquiera les dan la naranja entera, como hacían antes”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE