El precio de la nafta ya acumula casi 20% de atraso

0
15

“Según expresan las petroleras están con un atraso del 10% al 15%. A eso hay que sumar el freno que hubo con el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que si bien hasta agosto quedaban pendientes valor menores, con la inflación estimada a fin de año por arriba del 50%, seguramente el ajuste del tercer trimestre en los impuestos rondará 10% a 12%, lo cual implicaría alrededor de un 4% extra en precio final”, explicó un dirigente empresario a Ámbito.

El 23 de octubre de 2017, día de la liberalización del mercado de combustibles ordenada por Mauricio Macri, el litro de nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires costaba $21,71, con un dólar a $17,60 y un barril de crudo Brent a u$s57,59.

Casi dos años después, tras el congelamiento decretado por el mismo Presidente, el litro de súper cotiza $43,71 en la mayoría de las estaciones porteñas de YPF, con un tipo de cambio mayorista frezado en $46,69 -incluida la reciente flexibilización del 3,3%- y el crudo congelado en u$s59 (el Brent cerró el jueves a u$s59,87).

Con estos números sobre la mesa, las petroleras ya estiman que el atraso ronda entre 10% y 15%, sin aplicar los impuestos pendientes. Pero si se aplica el valor del dólar mayorista actual, de $56, el atraso por tipo de cambio llega al 18,7%.

Las naftas acumularon una suba de más de 130% desde 2017 hasta el congelamiento de precios
En el 2018 los precios de los combustibles sufrieron 14 actualizaciones y una suba promedio de 75,4% en la nafta súper.

Este año, hasta el congelamiento de agosto, las petroleras ajustaron cinco veces los precios: la Premium acumuló una suba del 47,5%, la nafta común 51,7%, el gasoil Premium (G3) 60,9% y el común (G2) 65,7%.

La inflación de 2018 fue 47,6%, según el INDEC. El número oficial de agosto se conocerá el jueves 12 de septiembre. En lo que va del año, ya se ubica en 25,1%.

Si se le agrega el incremento de 4,4% de octubre a diciembre de 2017, desde que Juan José Aranguren anunció la desregulación de los combustibles hasta que Macri anunció la intervención, los precios de la nafta crecieron 131,5% en promedio.

En ese mismo período (22 meses), el tipo de cambio escaló 230% hasta llegar a $58,21 y el Brent apenas 1,47%. En ese tiempo el costo en pesos del barril de crudo (tipo de cambio minorista x Brent) escaló de $1.015 a $3.485, un 243% más. Según este cálculo, que usan los petroleros para saber cuánto pagan en la Argentina el crudo, el atraso de precios llega al 111%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
NOMBRE